viernes, 4 de enero de 2008

¿Qué buscas?


Me gustaría volver a hablar contigo. Pareces diferente.

Te equivocas. Soy igual que los demás. Porque, al final, todos buscamos lo mismo: ser felices. Lo que nos hace distintos es el medio que seleccionamos para conseguir tal estado. Lo podemos intentar bajo una perspectiva de corto, medio o largo plazo. Nos proporciona felicidad estar con los amigos, un beso que no tiene fin, salir de copas, la familia, ir al cine o al teatro, dar un paseo, la fotografía, una mirada furtiva, el vino, una buena cena, el tapeo, una conversación especial, una noche de sexo anónimo, la evasión ocasionada por una buena novela, caricias no reprimidas, el descubrimiento musical de la semana, el afán de sabiduría, conocer gente, muchos vatios en una discoteca, el insomnio provocado por pensar obsesivamente en alguien, dormir abrazados, un buen ambiente de trabajo, una exposición de arte contemporáneo, ir de rebajas... Muchas formas de obtener un alma dotado de efímero o duradero bienestar. Y a eso aspiramos todos.

La forma de combinar las anteriores alternativas nos hace genuinos. Y en cada momento nos pueden apetecer unos ingredientes u otros. Pero a ello hay que añadir una consideración fundamental: lo que nos interese la felicidad de los demás en el proceso de búsqueda de la propia. Si no nos importa hacer daño alrededor, abundarán los momentos de autocomplaciencia. Pero probablemente será menos exquisita. Lo ideal es llegar a establecer una asociación simbiótica entre ambas circunstancias. Una especie de imperecedero egoísmo altruista que sepa conciliar dichos intereses con nobleza.

Aquélla, por ejemplo, es la táctica de Manolo. Ha logrado, cual maestro de la negociación, que patrocinen su bar las dos compañías que representan al duopolio más teatralmente beligerante del planeta. La familia de Manolo seguro que le agradecerá estos esfuerzos por sacar adelante a los suyos. Sin duda, una familia como dios -y monseñor rouco varela- mandan.

18 comentarios:

Will dijo...

¿y si no sabes lo que buscas?

Gwathadan dijo...

¡Olé los Manolo-huevos!

Algún día que no me duela tanto tendré que escribir acerca de las caricias no reprimidas. Un beso, David.

Vulcano Lover dijo...

Yo creo que en las búsquedas siempre hay que tener claro qué nos hace feliz. La mayoría de las veces no son largos proyectos a largo, ni siquiera a medio plazo... Las que más felices nos hace suelen ser esas que duran poco, esas inesperadas, esas a las que demasiadas veces ni le damos la importancia que tienen... Yo creo que cuando se tiene claro y se elige en conscuencia... Cuando para ser felices, hacemos mal a otro u otros, creo que siempre es porque nos hemos equivocado en una de nuestras elecciones posteriores...

Yo últimamente me dedico más a buscar cosas en las que nunca me había detenido a pensar si me pueden hacer feliz... He descubierto que el mundo está llena de cosas potencialmente bonitas, agradables, con capacidad para regalarnos momsntos de felicidad, pero que no sabemos apreciarlas... Descubrir esas cosas es casi una filosofía de vida. Si quieres, hacemos un cursillo una de estas tardes de invierno...

Y sí, lo del Manolo es mu fuerte...

Bicos :-)

Juanjo dijo...

Que para ser feliz (o intentarlo) uno tiene que ser egoísta, lo tengo claro. Que para ser feliz (o intentarlo) uno tiene que vivir muchas vidas, lo tengo claro. Que para ser feliz (o intentarlo) lo primero es abandonar la idea de que es un estado perpetuo, lo tengo claro. Que yo voy a ser feliz (y voy a serlo) ahora comiéndome un trozo de tortilla de patatas de mi madre, lo tengo claro. Cómo diantres Manolo ha logrado lo imposible, me tiene loco!! xDDD

Un abrazote!

Mart-ini dijo...

¿y el Rocco que será? ¿De Pepsi o de Coca-Cola? Je je
Feliz 2008, guapo

gatchan82 dijo...

no lo entiendo.

David dijo...

Will, el no saber lo que buscas puede ser un estado atractivo para encontrar algo que te sorprenda.

Gwathadan, quizá incluso con cierto dolor podamos ser felices, a nuestra manera, desde el recuerdo.

Vulcano, tenemos una lista pendiente. Podemos añadir también esas pequeñas cosas. O no. Quizá sea más útil descubrirlas poco a poco. Pero, eso sí, siempre ayuda que te abran antes un poco de mente.

Juanjo, tienes muchas situaciones por delante cuyo éxito ya verás que no se queda sólo en el intento... A veces, para conseguir algo, incluida la felicidad, basta con estar preparado.

Mart-ini, ése creo que lo que toma es veneno jeje

Gatchan, no pasa nada, yo tampoco.

Will dijo...

En ellos estoy da, en ello estoy, esto me recuerda a una canción de Delta Goodrem!

Bueno, en realidad todo me recuerda a una canción de delta goodrem....

Has sido bueno este año?

Javier Herce dijo...

Hay gente que se pasa toda la vida buscando. Estoy contigo, en el fondo, todos buscamos la felicidad.

Argax dijo...

La felicidad es descubrir, caer en la cuenta, coscarse.
Descubrir, como dice Vulcano, que la existencia está llena de pequeñas cosas que solemos ignorar y que cuando reparamos en ellas nos llenan de esa felicidad efímera pero necesaria, ese combustible para poder soportar el tedio.
Caer en la cuenta de que todos los pasos que diste te han llevado a esta encrucijada.
Coscarse de que lo que hiciste ayer ha dado sus frutos y sobre todo, coscarse de que si no te gusta el regusto amargo de la naranja que recoges, siempre puedes elegir otra.

Un beso.

M.Go dijo...

Hola!!
Feliz Año!

Te invito a votar en mi encuesta... ¿De qué color comprarias un pc portátil?

Muchos besos!!
Seguiré leyendote

Aщa dijo...

Son esas cosas pequeñas que construyen la felicidad. A buscarla!

Beijos.

Churru dijo...

Una entrada muy muy acertada. Sin duda somos egoístas y quizá estar con otra persona se manifiesta adecuado porque sus ambiciones coinciden mucho con las nuestras.

MARISA dijo...

qué señor más inteligente capaz de unir a las dos!! no me imagino windows y linux juntos

MARISA dijo...

qué señor más inteligente capaz de unir a las dos!! no me imagino windows y linux juntos

Tom dijo...

Pues toda la comida de bola q te has pegao para algo q era obvio.....

Cuando dicen:

Me gustaria hablar contigo, pareces diferente

Quieren decir:

Me gustaria hablar contigo, pareces diferente a todo lo que me he tirado últimamente. Tu hasta estás bien y todo.

A Manolo lo único que le falta ahora es que el Carrefour le patrocine un letrero de la cola que venden. Ánimo Manolo!!

Él dijo...

y si ya no busco?

Mejor dejar que me encuentren...




un beso.

Fenjx dijo...

combinar
ahí está el secreto
de un buen plato
de una buena relación
de la elgancia

con los mismos ingredientes
se pueden hacer tantas cosas distintas

es como cuando alguien te dice que -eres especial
y tu quieres responderle que no
que tú eres un ingrediente
y que él y tú
combinais ese momentos
que podrían presentarse a un concurso gastrónico