domingo, 16 de diciembre de 2007

All I need is time (quizá)


Se dice que muchos madrileños pertenecen a la generación del 27. Es una línea de autobús que baja por toda la Castellana, Recoletos y Paseo del Prado para morir en Embajadores. A veces, de vuelta a casa desde nunca se sabe dónde, viajo en el 27. Me evado mientras escucho la música que me pasas. Mirando hacia un lado y otro de la gran avenida. Admirando la nueva arquitectura del estado español y comparándola con los edificios señoriales que comienzan a surgir desde Gregorio Marañón. La jardinería es perfecta, una de las pocas zonas de la ciudad que mima el ayuntamiento.

Tú no sé si eres perfecto, pero me da igual. Estos trayectos le llevan a uno a meterse como para adentro. Porque algo está pasando. Pero no sé cómo afrontarlo. Me siento como un volcán en la antesala de una erupción. Ahora sí, necesito que me abraces, porque el temblor anuncia ajustes peligrosos. Y no es por egocentrismo, créeme. Que si hace falta hasta me pongo de puntillas. No sé si quiero ser así. Antes me resultaba todo más fácil. Creo que esto no era lo que había previsto para mí. Quizá esté tirando piedras sobre mí mismo. Y estoy asustado. Me lo estoy temiendo...






Por cierto, mañana te echaré de menos. Tengo que acostumbrarme a la nueva situación.

31 comentarios:

Vulcano Lover dijo...

Siempre me gustó el final de piedras, ahí, justo en ese lugar en el que posas en la primera foto tuya que yo vi (y a pesar de saber que te gustaba mucho, nunca lo comenté contigo). Algo de los sueños y de los deseos que se deslizan en esas palabras de Najwa siempre te los otorgué a ti. Esa difícil elección de saber que en ese complejo triángulo entre sueño, deseo y realidad, la esquina de lo que sucede la decidimos nosotros, pero a veces es un poco como apostar en una ruleta. Las fichas pasan de los otros vértices a éste... a veces lo ganamos todo, y a veces lo perdemos. A veces también nos quedamos a medias. Incluso cuando lo ganamos todo, la lija gruesa de la cotidianeidad nos pasa sobre la piel inevitablemente. Y es que la felicidad es un poco saber vivir cada momento, independientemente de las fichas de sueños y deseos que hayamos sido capaces de ganar para la realidad...
El sábado, cuando te dejé, tuve que dar la vuelta a la manzana con el coche y te vi pasar sin que me vieras... Sabes? tuve la sensación que caminabas como si caminases hacia Lisboa...

Si es de amor de lo que hablas... entonces tendré que contarte la diferencia entre Rossini y Mozart, creo que lo explica muy bien... pero eso mejor te lo explico en privado, vale?

Un abrazo, cuando quieras.

Gwathadan dijo...

Ay, David, qué fuerte te ha dado el Otoño...

Anónimo dijo...

vulcano, cuanta razón tienes.

gatchan82 dijo...

dudas, miedos, morirte de ganas por llamar, enfadarte contigo mismo por hacerlo, ganas de llorar, ganas de hacer una locura, pensar en él a todas horas, no dormir, fantasear, equivocarte, perder, ganar, empatar.

-----------

y david, no sólo pienses en lo que necesitas tú. no te excuses en que no lo esperabas, en que no estás preparado, en que no conviene, en que no es el momento. tienes que ser consecuente y responsable. vale una segunda adolescencia (o una primera), pero a tu edad hay cosas que no se puede.
no sólo es cuestión de "hacer lo que está bien", si no de hacer lo que es real. no tengas miedo de la realidad. no tengas miedo de descubrir(te), de descubrir qué quieres, de descubrir si le quieres, si no le quieres. no tengas miedo de vivir, no tengas miedo de decirlo.
se honesto, se de verdad, no pretendas no ser tú mismo. eso sólo te lleva a engañarte y, lo que es mucho peor y a veces creo que no quieres ver, eso te lleva a engañar a los demás.
la ambigüedad y el silencio no funcionan nunca. llevan a malas interpretaciones. es mejor presentar duda que presentar ambigüedad.
ahí creo que está la cuestion de por qué a veces cuando intentamos hacer las cosas bien terminamos haciendo daño.
admite cómo eres, admite lo que haces, admite lo que te gusta, admite lo que quieres, admite lo que necesitas, admitete a tí mismo, y te querrás más.
¿tan poco te gustas, tan poco te quieres y tan poco seguro estás de ti mismo para tener que pretender otra imagen? por favor, no te conviertas en un "personaje".

Will dijo...

no te conviertas en un "personaje".

ME quedo con esta ultima frase de gatchan, no podria estar mas de acuerdo con lo que te dice.

TE escondes, excusas, te sientes culpable, aguantas a gilipollas, te lias la manta a la cabeza sin saber por que, te explotan cosas en la cara, lo pasas mal pero te justificas con un tengo buenos momentos..., corres en busca de algo que te da miedo encontrar, corres en busca de algo que no sabes lo que es...

Por que no paras? vete a lisboa, a palencia, quedate en Madrid, pero para y desconecta porque cuando te da el bajon t da fuerte, muy fuerte y eso es de todo menos sano.

Y ahora me diras, tienes mil maneras de hablar conmigo y me dejas este mensaje aqui, sipi por que sabes que siempre que hablamos en persona acabamos discutiendo y así te obligo a que me leas y a que no lodejes pasar con un cambio de tema o con un ataque.

Mandame a la mierda si eso es lo que te apetece, pero durante un momento he prefiero dejar de hacer el papel de No-NAda para hacerme un poco Si-amigo.

Alfonso dijo...

está bien eso de enamorarse

Argax dijo...

Hoy me resulta imposible de esquivar esta sensación de empatía, este querer saber que sientes y como lo sientes. ¿Por qué? Porque al final de todo, después de pasar cada uno por nuestros dimes y diretes, cuando nos tenemos que enfrentar al amor (y a otros hechos de eso que han llamado la realidad), todos lo hacemos de forma parecida, eso nos acerca aunque no queramos, aunque nos de miedo esa proximidad del otro.

Deseo, deseo, deseo con todas mis fuerzas ser feliz. Yo transformaría el triángulo que propone Vulcano en un juego de tirar la cuerda, en un pulso entre el deseo y la voluntad, entre el sueño y la conciencia de realidad.
Yo siempre digo lo mismo, las balanzas ya no las hacen precisas, no hay que fiarse de ellas, hay que poner en una mano los anhelos y en la otra la volición y sopesar las sensaciones de peso que nos producen. El equilibrio lo marcamos nosotros no una fría balanza externa y ajena que no sabe ni como nos llamamos.

Me emocioné leyéndote, verás cuando se lo diga al Luigi.

Javier Herce dijo...

Pues yo nunca cojo el autobús urbano. Si el metro no me gusta, el autobús ya me mata...
Por cierto, qué original eso de la generación de 27.

Anónimo dijo...

David, tú no eres Leire, tú eres Kun. No te veo limpiando el váter de una relación.

Mart-ini dijo...

¿Y qué dice tu corazón?

Mart-ini dijo...

¿Y qué dice tu corazón?

ManuelKawamaS dijo...

definitivamente debo regresar a madrid y konocer todo lo ke me kuentas, de la ciudad y del amor...

abrazotes guapo

Peritoni dijo...

Los volcanes están para eso, para erumpir (se dirá así, ¿no?), que no te aprieten demasiado, deja la lava fluir lenta y pesadamente abrasándolo todo a su paso...

Jaime dijo...

Joe nene, eres increible! :) Un besazo enorme!

http://livingonjballs.wordpress.com

Él dijo...

"Quizá esté tirando piedras sobre mí mismo."





Me suena familiar, ups!!! es lo mismo que he venido haciedo...


No hay mal que dure cien años, ni cuerpo que lo resista, decía la abuela.

Tom dijo...

Yo estoy de acuerdo con peri. Q la lava fluya espesamente (mmmmmm)

A ti de da miedo cambiar. Por aqui arriba te dicen q no cambies. Mi padre te diría " A este chico le hace falta irse a recoger naranjas...". Yo prefiero recoger nabos, es la temporada...

Antinoo Libre dijo...

Pues que fluya la lava... y que cada uno se acerque a lo que soñó de sí mismo... y se sorprenda con el resultado...

gaysinley dijo...

Ay David, siempre Piedras de telón de fondo... Llevas unos meses que eres todo un misterio... Lo que si te digo, como ya te han comentado antes, no dejes que el miedo irracional tire todo por la borda, es cierto que los gays de nuestra edad vivimos más como adolescentes de mente... contrachocando con la madurez del adulto que llevamos dentro... E incluso me atrevería a decir que vivimos en un mundo de fantasía como Peter Pan, pero es hora de volar y vivir la realidad que nos rodea, es hora de ser felices y con eso hacer un poco más felices a los que nos rodean. A unos más que a otros. Beso

eme dijo...

me gusta (qué raro) el texto. vuelvo y lo hago con una foto de madrid, alguna que otra paralela olvidada por muchos pero que a mí me gustó.

has time healed? wish it indeed has.
y sin "quizás".

Nikolás de Lioncourt dijo...

wooow, PIEDRAS!, cómo me fascina el final, y en gral toda la película, hasta unas lágrimas salieron cuando leen la carta, qué mejor final.....qué mejor película...

y sí, me fascina sigur ros!

Juanjo dijo...

"Es una ciudad de la que tengo recuerdos que no he vivido..." Y encima hablas de Embajadores, el 27... Un curso entero que crecí en Madrid. La echo de menos. Y Lisboa, otro sueño de ciudad. Y tu forma de escribir y este momento de cine, una forma estupenda de parar en seco a media hora del almuerzo. Un saludo

Will dijo...

por cierto, aun no me ha llegado el disco... metistes bien los datos!?

David dijo...

Primero un comentario general: estoy raro, sí, un poco sobrepasado por algunas situaciones novedosas que no sé muy bien cómo afrontar y que requieren cierto orden. Pero estoy bien, precisamente porque estoy haciendo lo que de verdad me apetece. Y confirmo que no me gusta jugar, al menos de cualquier forma.
El post lo escribí después de ver Piedras por enésima vez. Siempre me deja el ánimo algo alterado.

Ahora, espero sepáis entender mi brevedad.

Vulcano, tiritaba, creo que de frío. Antes de Navidad, prometido.

Gwtahadan, los fríos siempre me suelen alterar.

Anónimo, como si fuera misa.

Gatchan, muy duro, susceptible de interpretaciones y no siempre buenas. Mejor en persona. Confirmado.

Will, discrepo de esa percepción de que discutimos. Además, no puedes estar más al día de mi vida...

Alfonso, no sé si lo estoy. Aún.

Argax, el fin de semana hablamos de ti. Y de Luigi. Tengo ganas.

Javier, creo que lo escuché en su día por la radio y me hizo gracia.

Anónimo, poco me conoces...

Mart-ini, dice ¡sigue!

Manuelkawamas, Madrid siempre merece volver.

Peritoni, puede llegar a ser un gran espectáculo.

Jaime, estoy contento por ti.

Él, y lo bueno, ¿cuánto dura?

Tom, vivir en la ciudad me hace alejarme de las temporadas de hortalizas ;)

Antinoo, sorprendido me hayo, pero tengo que procesarlo.

Gaysinley, siempre es hora de nosotros mismos para poder que tembién pueda ser la de los demás.

Eme, qué bien volver a verte...

Nikolás, más coincidencias entonces ;)

Juanjo, son todo sensaciones. Al final es lo importante.

el chico de la chaqueta azul dijo...

Es tan difícil llegar a ser lo que uno pretendía ser o lo que uno pretende ser, pero en ello estamos, aunque a veces duela..un abrazo

Tom dijo...

Me parece david que la próxima vez que te pongas esa peli y te pongas así de meláncólico, los blogueros harán honor a su título y te van a tirar piedras.

Oye, y yo q soy un poco maruji. Esto del volcán en erupción es por vulcano lover? :P

Churru dijo...

No te asustes, atrévete. A veces cambiar es para bien, aunque dejes parte de ti en el camino, pero es para encontrar otro trocito que no conocías de ti mismo.

Will dijo...

Dios! acabo de leer una cosa que me ha hecho decidir que... me de repente me caes mal!

Anónimo dijo...

el único con criterio es vulcano, que persona más sensata.

Hugo dijo...

Pues yo prefiero magnolia a Piedras. No es que no me gustase, es que me resulto muy parecida, pero cañí. JEJEJEJE


Pero porque todo el mundo esta tan alterado?

Anónimo dijo...

feliz navidad... JAGG

David dijo...

El chico de la chaqueta azul, si duele, que duela. Al menos así nos sentiremos vivos.

Tom, hay muchas frases por aquí dedicadas a algunas personas. Tú, por ejemplo, también has tenido las tuyas ;)

Churru, qué razón tienes, porque además hay mucho camino por delante.

Will, ya será para menos, anda...

Anónimo, si Vulcano tiene un admirador secreto me parece justo que te descubras.

Hugo, Magnolia la descubrí te puedes imaginar gracias a quién. ¿Tú también te encuentras alterado?

Jagg, igualmente¡¡