lunes, 26 de noviembre de 2007

Quiero chocolate


Últimamente no me apetece demasiado escribir. Y eso que ahora creo tener algo más de tiempo, pues he decidido poner coto a mi estrés habitual. Pero esta situación no se debe precisamente a que haya bajado el ritmo vital. Mi hipeactividad habitual se ha transormado en lo siguiente durante las últimas semanas:

- Me he sentido frustrado casi todos los días.
- He optado por reírme siempre que me apetezca.
- Estuve a punto de llorar en más de un momento.
- He soñado estando despierto.
- Cada vez lo encuentro más lejos.
- Estoy haciendo reajustes y el encaje no siempre resulta suave.
- Me he enamorado cuatro veces, de personas distintas, nuevas.
- Me he enamorado en siete ocasiones adicionales, de otras dos personas ya conocidas.

Sí, vale, ya sé. No es amor, sino capricho. Pero es que estoy de un caprichoso...

Quiero chocolate. Yo también.

Dice mi jefa que la llamaban la risitas en el instituto (¿¡Quién lo diría!?) Pero que este trabajo la ha cambiado por completo y pueden pasar semanas sin que apenas sonría, ni siquiera delante de sus hijos pequeños. Espero que a mí no me cambie. Con lo sencillo que es sonreír... Por ejemplo, sólo con pensar en ti lo puedo conseguir. ¿Ves? Ya está. Una sonrisa de colores. Amarilla, roja, azul, verde, blanca y negra. Es bonito todo cuando lo hacemos fácil.

30 comentarios:

Celsius dijo...

Y no te olvides de los besos y los abrazos, que son gratis!!!! muchos para ti!!!

Argax dijo...

El poder de la sonrisa. Que se contagia más allá de lo que pensamos. Por ejemplo si hablo en una conversación de ti David y le digo a mi interlocutor que yo conozco a un tal David al que le gusta sonreir como crees que se comportará si hubiera un encuentro eventual entre ambos. Lo dicho la sonrisa que se contagia.

Respecto a lo de cambiar por culpa del trabajo o de lo que sea, tu sabes que es más difícil de lo que pensamos cambiar, en este cas oesa resitenca a modificar tu personalidad es positiva.

David, a veces me sorprendo del espejo que encuentro en tus textos, por eso me gustan tanto, porque son diáfanos, porque se les ve el fondo, porque me hablan.

Un beso.

MANUEL DELGADO dijo...

Al leerte desde luego que parece fácil. Y tal vez tengas toda la razón del mundo, y lo sea. Creo que el enredar las cosas es tan humano como respirar. Oye, y cómo dices que has conseguido vencer tu estrés???
un besino, te he dicho alguna vez que me gustan tus fotos???

ekiots dijo...

cualquier alternativa contra el estrés, el trabajo y la hiperactividad por muy rara que sea siempre debe ser bien venida.
Y el chocolate también vale... cuanto más negro y puro mejor.
besos.

gaysinley dijo...

Querido David, si alguna vez no te muestran la sonrisa esperada, se generoso y da la tuya, porque nadie tiene tanta necesidad de una sonrisa como aquel que no sabe sonreir a los demás... XD

Por cierto, me apasiona el chocolate y si es negro mejor...

Vulcano Lover dijo...

El caprichoso era yo... no?
Y sin embargo, el chocolate en este otoño no me provoca, ya ves.
No encajo bien cómo se combina estar caprichoso con hacer reajustes (que debe ser lo menos caprichoso del mundo...)Pero la vida es tan insospechada... pensando también yo en irme a Barcelona.
La sonrisa, siempre amarilla... a ver si es verdad que sale sin que se lo impidas con una mueca (eso tengo que verlo yo...)
Un beso, justo cuando esta amaneciendo... (si vieras lo bonito que es el amanecer desde aquí... De hecho es lo único bonito de aquí)

Gwathadan dijo...

Anteayer entré en una bombonería y me gasté casi cincuenta euros en chocolate. Unos cincuenta más de lo que me puedo permitir, en estas fechas: yo también quiero chocolate. Un abrazo al cacao.

Terrorista del Amor dijo...

que chulo el artículo! dile a la risitas que se acuerde de cuando estaba en el instituto, regalale unos segundos de risas pensando en el pasado le harás más feliz y aparte te vendrá bien a tí, reir es buenísimo, hay que saber reir, pero... no siempre es fácil, sin duda! ponte frente al espejo y suelta una carcajada absurda y forzada, ya verás como al verte ridículo te ries de verdá"

besis

Alfonso dijo...

la sonrisa puede ser la mejor de las medicinas antidepresión, neutraliza todos los momentos de nuestra vida, con las ocho cuestiones que has expuesto me he sentido identificado en muchas de ellas, aunque añadiría la desenamorarme al viejo estilo de desaprender de la bola de cristal.

Tom dijo...

Nene, esta faena es así, puede quemar al más dicharachero. Mi jefe en 3 años ha pasado de ser la sonrisa andante a ser lo más rancio q te tiras encima.

Pero para eso lo mejor es la coña, técnica que puedes imaginar que yo no practico muy a menudo :P

Por cierto, el encaje no suele senr suave, es mas bien basto. Sobre todo el encaje de bolillos, jajajaja. Un dia nos tienes que enseñar tus vestidos de encaje.

Y suscribo lo que dicen por arriba mis compañeros, me gusta el negro. El chocolate, no es necesario, si hay un buen negro a tu disposición.

Por cierto, otra cosa que arregla la vida. Una buena fiesta pijama gay, con tequila, maquillaje, pelucas y la peli de priscilla. Hay q reforzar nuestra masculinidad

David dijo...

Celsius, gracias. Espero que tus abrazos sean sinceros y te queden muchos más.

Argax, es curioso cómo se puede coger cariño a alguien por aquí. Cuando además, sólo te conozco por referencias ;)

Manuel Delgado, pero qué majo jeje No es con sexo como venzo el estrés, no seas mal pensado jeje

Ekiots, me estoy volviendo adicto. Me han contado que nos volvemos a ver dentro de poco...

Gaysinley, mucho ánimo. No puedo decir más ni desear mejor.

Vulcano, quiero otra comida interesante de esas nuestras...

Gwathadan, parece que estás peor que yo :)

Terrorista del amor, a pesar de todo, nos vamos a volver fieles jeje

Alfonso, el desamoramiento suele ir unido de manera inmediata a esos episodios de amor instantáneo.

Tom, otra cosa que me hace sonreír: leer tus comentarios.

Will dijo...

Pues yo ya no quiero chocolate...

(ay! a ver si mañana te llamo yo... lo siento... no me pongas esa cara, que es que voy de culo...)

Will dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=QlJ34eT8Z-4

Luego si eso, te la traduzco :P

eithne dijo...

Parece que nos hemos puesto de acuerdo... Toma chocolate siempre que quieras, y sobretodo sonríe siempre... No sabes a todo el mundo que ayudas con una simple sonrisa.

Besotes fuertes

Alfonso dijo...

o tal vez nos veamos obligados a hacerlo instantáneo

gatchan82 dijo...

qué bueno que sonrías y te rías (salvo pq tendrás que comprar un antiarrugas antes jejeje).
tampoco es malo que llores.

acercarse, alejarse, moverse y girar.

me he dado cuenta de que si esos caprichos te los concedes aprendes a "desmitificarlos" cuando vuelvan a aparecer. sí, claro, tiene sus riesgos: el primero el rechazo, y el segundo que ese capricho te lleve a sentir algo más. pero en cualquier caso, habrás disfrutado.

se te echa de menos, pero escribir no es una obligación.

y quiere, quiere chocolate y lo que quieras. eso no dejes de hacerlo nunca.

luigi dijo...

No dejes que el trabajo te cambie... Yo tengo un interruptor y cuando salgo del trabajo lo pongo en modo vida normal y tan contento... lo malo es que a veces se me olvida conectarlo al modo trabajo cuando entro en este zulo donde se me van las horas de la mañana sin ver la luz del sol. Menos mal que ya tengo decidido dejarlo... lo malo es que mi jefe no lo sabe... Ya ves, el tampoco es precisamente un risitas...
Un beso!

el chico de la chaqueta azul dijo...

Sin sonreír durante no sé cuánto tiempo, vaya tela. Claro que a lo mejor ésa es la manera de llegar a jefa, quién sabe?
Un abrazo

gatchan82 dijo...

y veo que estás con röyksopp. buen gusto, sí señor ;)

te tengo que pasar una recopilación de música de ese estilo. lo único malo que tiene el aficionarse a él, es que cualquier cosa que te pongan por la noche te parecerá una basura.

Eduardo el Terrible dijo...

Creo que no, cuando ríes, te enamoras de más de uno, te estrellas en la pared y sigues con las ganas de sonreir, raro que un trabajo te quite las ganas, hasta sentirse frustrado es señal de vida. La gente conforme con el trabajo, que no sonríe y que no se cuestiona nada, esa tiene problemas. Como decía alguna vez prefiero llorar y hacer rabietas a no hacer nada.

Saludos

Aщa dijo...

Con tu sonrisa, me puse a sonreir.

Besotes.

Fenjx dijo...

sí que lo es
desnudos
en silencio
sinceros
sin máscaras
sin temor

todo suele ser más bonito

Él dijo...

De entre las muchas propiedades y beneficios atribuidos al chocolate hay una en especial que hace comerlo: la de generar felicidad. Se debe a su contenido de endorfina según dicen...


...no lo se. Pero si estoy triste no hay como un chocolate para comenzar a salir

Gato Nocturno dijo...

Se te ha olvidado poner en la lista que también, últimamente, tienes el msn muerto y las excusas para no hablar son cada vez peores.
Salud y Libertinaje

Javier Herce dijo...

Chocolaaaaaaaaaaate..........

lágrimas de mar dijo...

el chocolate es el mejor remedio para todos los males del cuerpo
te lo digo yo

besotes

lágrimas de mar

Rodrigo dijo...

Sigo queriendo chocolate...

David dijo...

Will, te voy a llevar a un sitio que ya me dirás después si siguies con esa inapetencia...

Eithne, mira que siempre lo digo: el mundo funcionaría mucho mejor si todos sonriéramos más (bueno, en realidad lo suelo emplear bajo otra versión jeje)

Alfonso, poquito a poquito. Creo que es lo mejor.

Gatchan, me he enganchado a ese grupo. Llévame a un concierto¡¡ De momento me conformo con hidratantes, las antiarrugas para gente más mayor, que yo no las necesito jo

Luigi, es imprescindible que podamos separar el trabajo de otra cosa y que incluso en el trabajo podamos dar muestras de buen humor.
¿Tú sí que sabes dónde vas?

El chico de la chaqueta azul, mira que yo pensaba que la manera de llegar a jefa era chXXXX muchas polXXXX :)

Eduardo el Terrible, lo tengo claro: prefieres vivir. Sabiendo que tu vida se compone de muchas piezas que deben estar bien completas.

Awa, espero que te vaya muy bien niña, a ver si hablamos.

Fenjx, como le decía Letizia a Felipe el día de su boda: es todo tan hermoso...

Él, qué remedios tan sencillos para resultandos tan grandes.

Gato, no son excusas, no he estado esta semana apenas en casa...

Javier Herce, ¿hacemos publicidad? :)

Lágrimas de mar, hay quien también lo emplea para los males del no cuerpo.

Y Rodrigo apareció por aquí pidiendo chocolate. Sí, el mismo que inspira posts. Y que revuelve unas cuantas cosas.

Juanjo dijo...

Yo he optado por lanzarme a la corriente de cabeza. Hay estrés, hay agobios, hay historias que no funcionan, pero también hay sólo una vida. En mi opinión, el 70% de los problemas que tenemos viven en nuestra cabeza, el resto son más o menos reales. Habría que empezar por ahí. Poco a poco, un saludo!

ManuelKawamaS dijo...

candy on the beach there's nothing better, but i like candy when it's wrapped in sweater

i want candy!!!