viernes, 16 de marzo de 2007

No hace falta que bajes tanto

Estoy de prácticas. Prometo que me esfuerzo. Pero supongo que tal y como van las cosas terminaré suspendiendo. Lo intento, pero no puedo. Estoy trabajando duro para poder estar en dos sitios al mismo tiempo y no me está saliendo muy bien. Se ve que el desglose de personalidad no es lo mío.

Los dos últimos meses han sido de los más intensos desde que estoy en Madrid. Estoy activo al 140% unas 18 horas al día. Mismamente ayer, estaba respondiendo a un par de mails de los bordes de turno de esta nuestra santa madre empresa. En eso me llama mi amiga Pili, por lo que aproveché para llorarla un poco y criticar a diestro y siniestro. Siempre con buen criterio, me recomendaba que me olvidara de unos cuantos... Pero de ella no, por lo que me proponía quedar para cenar este viernes. Al tiempo me entró otro mail en el que me invitaban a pasar el sábado en la sierra. En la ventana de la izquierda del messenger querían quedar para unas cañas el domingo, mientras que en la de la derecha el plan era salir el sábado por la noche a darlo todo. Pues ya está, para qué quiero más. El fin de semana completo en un instante. Espero llegar al lunes.

Y en esto pensaba mientras realizaba mis ejercicios de jalón al pecho, escuchando el último recopilatorio de Anual'07. Unos golpecitos en mi brazo izquierdo acabaron con mi abstracción. No hace falta que bajes tanto, escucho. Con que llegue la barra a la altura de los ojos es suficiente. Mira, Rodrigo, a mí no me hables así. Me distraes, pareces un sueño hecho realidad. Habiendo llamado mi atención, ¿cómo quieres que baje la barra hasta la altura de los ojos? Si hago eso, me impediría la visión de esa perfección absoluta tuya. Bajaré hasta donde me dé la gana.

4 comentarios:

Vulcano Lover dijo...

Vaya red social que tienes, nene... Yo aún con nedia agenda vacía :-( (será que no tengo éxito social)... Bueno, eso y que a mí muchas veces también me gusta mucho estar solito...
Sï, tu baja hasta donde te dé la gana, faltaría mas, para una cosa en la que sí que nos dejan ser libres...

En fin, qué cosas.

Buen fin de semana, tocayo, ya nos contamos el lunes.

Un besote.

David dijo...

¿Red social dices? jajaja Pura coincidencia, querido compañero de leche. Pero me resultó curioso y hoy no tenía mucho más original que escribir... :)

J. H. dijo...

Mientras te esfuerces y hagas lo que puedas, apruebes o suspendas, lo habrás hecho bien.

David dijo...

¿Y cómo saber que los esfuerzos van hacia un buen camino?